Inicio > actualidad, fútbol, sociedad > ¿Es “decente” gastarse el dinero que se gasta el fútbol?

¿Es “decente” gastarse el dinero que se gasta el fútbol?

A petición de mi amigo G. y a raíz del primer gran fichaje de la nueva temporada, me embarco en una reflexión que, sinceramente, no sé cómo terminará (como casi todas las reflexiones que comparto en este blog). En este caso el resultado será especialmente incierto ya que, a pesar de tener un equipo favorito (como casi todo el mundo) y otro equipo odiado (como todo el mundo), no soy especialmente forofo ni siento especial pasión por el mundo del fútbol.

Pero, centrándonos ya en el dinero que mueve el fútbol, creo que hay una cosa clara: nadie invierte dinero para perderlo. Y, menos que nadie, esos presidentes de clubs de fútbol de primera línea, que todos tenemos en mente y no será necesario nombrar. Sin duda no estamos hablando de gente incompetente ni fracasada en los negocios, por lo que hay que suponerles una cierta capacidad de encontrar rentabilidad a sus inversiones. Fútbol incluído, claro.

Por otro lado, las inversiones anuales en fichajes tampoco son unas cifras tan terriblemente importantes… apenas unas decenas de millones de euros… poco más de un ciento, en el peor de los casos. Vale, para las “personas humanas normales” es una barbaridad (hay meses que yo no gano eso), pero si comparamos esos números con los manejados por cualquiera de las, digamos, 200 mayores empresas del país, son casi ridículos. Es un tema, por tanto, de contextualizar los números y no dejarnos llevar por la tristeza de nuestra nómina…

Un poco más que pensar dan los sueldos que se llevan los futbolistas… De nuevo, debemos suponer que la riqueza que generan a su club (entradas, títulos, merchandising, derechos de imagen compartidos…) compensa esos salarios. De nuevo, debemos suponer que los gestores de los clubs son capaces de elaborar un “business plan” y equilibrar la balanza coste / beneficio (cuando esto no ocurre, de hecho, los clubs quiebran como cualquier otra empresa). Aún así, he de reconocer que es un tanto indefendible que un señor que se dedica a entretener a otros (igual que digo futbolistas puedo decir actores) se sitúe social y económicamente por encima de médicos, abogados, ingenieros, economistas, no digamos ya políticos… Pero cada sociedad, al final, acaba teniendo lo que se merece…

Y por último, pero no menos importante, ¿quién soy yo (o tú, amigo lector), para juzgar lo que cada uno hace con su dinero? Creo que, mientras se mantengan los límites de la legalidad vigente, cada loco puede gastarse el dinero en su tema preferido. ¿Es más decente comprarse un jet privado? ¿O alojarse un mes en un hotel de siete estrellas? ¿O alquilarse un barco enorme para pasar las vacaciones? ¿O comprarse una súper casa en medio de una cárcel de oro?

Allá cada cual con sus ahorrillos…

votar

Anuncios
Categorías:actualidad, fútbol, sociedad
  1. 20 mayo, 2010 en 11:58

    Bien dicho, compañero… mida lo que decía yo hace cosa de un año, cuando se anunció el fichaje de Cristiano Ronaldo a cambio de 80 millones de libras:http://languideciendo.blogspot.com/2009/06/80-millones-de-libras-derroche.htmlCreo que, resultados deportivos aparte, el tiempo me está dando la razón….

  1. 20 mayo, 2010 en 11:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: