Inicio > crisis, cultura, política, sociedad, trabajo > ¿Por qué hay que subvencionar el (mal) cine?

¿Por qué hay que subvencionar el (mal) cine?

De vez en cuando aparecen en las noticias actores o directores españoles haciendo apología de la subvención y pidiendo medidas de protección (he intentado evitar el término “proteccionistas”, sin mucho éxito) para “el cine español”, así, en general.

Lo cierto es que sí, qué demonios, hay que subvencionarles… ¿por qué no? Además, propongo que los criterios de aplicación de las subvenciones sean, por ejemplo, los minutos que dura la película (relación inversa, claro, es decir, cuanto más corta, mayor subvención)… es un criterio, ¿no?

Da un poco igual que la película sea buena o mala, tenga éxito o no, genere ingresos para la industria o sólo gastos, transmita una cierta imagen del país u otra… Lo importante es que todas las personas que viven del cine tengan un empleo estable y bien remunerado, que les proporcione ingresos y fama, a la par que proyección internacional… lo importante es que la película sea española. Debe ser que la gente que va al cine decide ir a ver una película en base a su nacionalidad (bueno, en realidad igual sí, pero más bien por los antecedentes, buenos o malos, del cine de ese país).

Es más, creo que deberíamos instaurar este asunto de las subvenciones generalizadas en cualquier actividad empresarial que se nos ocurra. ¿Por qué el cine sí y, por ejemplo, las fábricas de zapatos no? ¿Por qué no subvencionar también la apertura de restaurantes o, aún mejor, bares de copas? Cualquier iniciativa de este tipo siempre será mucho más atractiva si le quitamos el riesgo, ¿no? Además, al tener asegurados los ingresos, no habrá motivos por los que los bancos no den el crédito que se pida… Voy a ver si me dan una subvención por “bloguero incipiente”; a fin de cuentas, no creo que este blog sea menos “cultura” que un drama sobre la vida de una niñata de pueblo que se harta de su novio y se va a pasar una semana a Madrid para conocer mundo…

Qué cachondos, éstos del cine…

PD: Por añadir un poco de pimienta al tema, me gustaría dejar sobre la mesa también la cuestión de la obligatoriedad de exhibir un cierto porcentaje de películas dobladas al catalán (en Cataluña, claro). Curiosamente, en contra de la industria y del propio público que se resiste a acudir a ver las películas cuando se doblan al catalán. Supongo que los políticos acabarán compensando las pérdidas que se generen con esta medida a través de más subvenciones… pues nada, todo sea por mantener artificialmente una necesidad que no existe.

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
¿Y a quién demonios le importa el estatut?
Intercambio y préstamo en 2022
¿Qué debe tener mi tele nueva?
Spotify para libros, ya!!!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: