Archivo

Archive for the ‘deporte’ Category

Argentina no debe de ser Maradona (afortunadamente)

23 agosto, 2010 1 comentario

Supongo que todos coincidiremos en que si hay una persona (o personaje) que esté generalmente asociado a la imagen de Argentina fuera de allí ese es Maradona. Y también coincidiremos en que cuando se dan estos estereotipos es tanto para bien como para mal… y en este caso, creo que es sólo para mal.

No soy argentino ni he estado allí (desafortunadamente), aunque sí he conocido a algunos argentinos fuera de su país; también conozco a personas que han estado temporalmente en Argentina. A través de todos ellos y de noticias que nos llegan, tengo la impresión de que en Argentina se venera a Maradona. No sé si es totalmente cierto, ni si es tanta la veneración y reverencia como para que se le trate de “dios”. De ser así, como generalización, me parecería bastante lamentable.

Creo que nadie puede discutir que Maradona fue un interesante jugador de fútbol, que consiguió bastantes éxitos, tanto con los diferentes clubes por los que anduvo como, principalmente, con la selección argentina. Posiblemente uno de los “tres grandes” (Pelé, Maradona y Cruyff)… bueno, ¿y qué?

Recordemos que este personaje terminó sus días como futbolista de élite con un escándalo de dopaje por cocaína… vaya, no me parece un gran ejemplo para un país. Recordemos que luego se dedicó a dilapidar su fortuna con compañía femenina, comida en (gran) abundancia y drogas (supongo que también en abundancia), actitud que terminó con él en el hospital, gordo como una de aquellas pelotas que él tanto quería y tan bien manejaba. Cuando todos le dábamos por muerto (vivía rápido, pero ni siquiera hubiera cumplido con aquella máxima de Jim Morrison de hacer un cadáver bonito), va y resucita… y se va a Cuba, a pasear su inmensa persona por supuestas clínicas de desintoxicación (recuerdo un vídeo grabado por entonces en el que se le veía con una o dos putas a través de la ventana de su hotel)…

Bueno, la cosa no hubiera pasado de una anécdota, si a este indolente no se le hubiera pasado por la cabeza dedicarse a ser ¡¡seleccionador de fútbol de Argentina!! Y alguien decide que, a pesar de su prácticamente nula experiencia como entrenador, pesa más la imagen que los conocimientos… y que ya compensarán con un cuerpo técnico competente sus abundantes carencias. La broma estuvo a punto de costarle a Argentina no clasificarse para el último mundial, además de la depresión perpetua de Messi y una vuelta más que prematura de Sudáfrica.

Y, claro, todo esto aguantando sus aires de superioridad, su diarrea verbal y su furia contra cualquiera que se atreva a discutirle mínimamente. Parece que este capítulo está ya cerrado y Maradona ha dejado de ser el seleccionador de Argentina… mejor para Argentina, peor para el resto de selecciones que volverán a encontrar en esta selección a un rival serio.

Supongo que, al final, nosotros, los pobres mortales, somos en parte responsables de que todos estos “astros” vivan endiosados y se crean seres por encima del bien y del mal. Al final, personajillos como Maradona son manipulados por otras personas, más inteligentes y, seguramente, con peores intenciones. Por eso creo que es tan importante desmitificarles: Maradona, lo único que sabía hacer, era dar patadas a un balón… sí, entretenía, pero, vaya, tampoco tanto, ¿no? Estoy seguro de que Argentina puede encontrar otros iconos bastante más interesantes en los que fijarse y a los que seguir.

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
¿Es “decente” gastarse el dinero que se gasta el fútbol?

¿Debería Contador haber esperado a Schleck?
¿Desglobalización? 
¿Por qué hay que subvencionar el (mal) cine?
Se les gastó el morbo de tanto usarlo

Anuncios

¿Debería Contador haber esperado a Schleck?

20 julio, 2010 6 comentarios

Ayer parece que ocurrió algo más o menos interesante durante la etapa del Tour. Esto en si, vistas cómo están las cosas este año, ya da para un titular de cualquier blog, pero me gustaría ahondar un poco más.

Una vez terminada la tradicional siesta-tour, asistí atónito a las críticas vertidas contra Contador por haberse escapado de Schleck durante la etapa del Tour. En principio pensé, ¿no se supone que está ahí para ganar el Tour? ¿No le pagan por intentar ganar? ¿Por qué le silban entonces?

Luego escuché las crónicas de los comentaristas y leí los resúmenes en la prensa, e incluso volví a ver el vídeo (ya sin sueño) y me acerqué un poco más a entender el conflicto, reconozco que sin conseguirlo del todo… Resulta que, mientras el ciclista belga atacaba a Contador en una subida, se le salió la cadena de la bici al coger un bache; Contador, que iba detrás, supongo que con 200 pulsaciones, continuó subiendo… ¡sin esperarle! ¡qué escándalo! ¡qué falta de deportividad! ¿Cómo se puede consentir que un ciclista cualquiera le haga esto a otro? El hecho de que Contador ya haya ganado dos veces el Tour no tiene nada que ver… ni tampoco que Schleck sea belga y hable francés (supongo que como hace tanto que un francés no gana el Tour, el público ya se conforma con que el ganador hable el mismo idioma que ellos).

Por llevar la situación al absurdo, creo que debemos instaurar el concepto “esperar por” en todos los deportes. Algunos ejemplos donde sería muy útil:

  • Cuando Hammilton se salga en un circuito, Alonso (sólo Alonso, ¿eh?) deberá esperarle… ah, vaya, si esto ya ocurre…
  • Cuando Rossi se caiga de la moto, se suspenderá la carrera el tiempo que haga falta hasta que se reponga y pueda volver (y si se rompe una pierna y hay que parar dos meses, pues nada, qué se le va a hacer…)
  • Cuando a Bolt se le salga una zapatilla en una carrera, los demás deberán también pararse, y ese tiempo se descontará de la marca final, no vaya a ser que se ponga en riesgo un récord, o algo.
  • Si el pulpo Paul se atraganta con un mejillón, se suspenderá el próximo europeo de fútbol hasta que se recupere o se encuentre un sustituto (¿el calamar Charles?)

Nuevos tiempos, nuevas reglas… el deporte evoluciona con la vida y hay que saber adaptarse… ¿pero por qué siempre tendrían que pringar los mismos?

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
¿Es “decente” gastarse el dinero que se gasta el fútbol?

¿Están locos estos gabachos? (affaire France Telecom…)

Categorías:actualidad, deporte, sociedad