Archive

Archive for the ‘petróleo’ Category

Dependencia fósil

4 agosto, 2010 Deja un comentario

Hace poco leí un artículo en El País que describía muy bien cómo la administración Obama comienza a dar pasos en la línea de reducir la dependencia de ese país respecto a los combustibles fósiles; el indicador puesto como ejemplo era la adjudicación a Abengoa de la construcción de una de las mayores plantas de energía termosolar en los USA. Lo cierto es que, dejando aparte la influencia / presión / chantaje de las multinacionales petroleras, no termino de encontrar ningún motivo para no iniciar un período de evolución seria hacia otro tipo de energías.

Supongo que los USA tendrán ciertas reservas de combustibles fósiles disponibles; su estrategia respecto al petróleo, al menos hace tiempo, era no utilizar sus propias reservas sino importarlo. Lo cierto es que tiene mucho sentido, ya que les permitirá tener un tiempo extra de disponibilidad cuando las reservas de los demás se hayan agotado; es de suponer, además, que entonces el precio estará mucho más alto que ahora, por lo que la inversión no es mala (desde el punto de vista estrictamente financiero, al menos). Claro que esta inversión sólo será rentable si ese petróleo continúa siendo necesario, es decir, si países como el nuestro, sin ninguna reserva petrolífera no hemos sido suficientemente inteligentes y avispados como para haber reducido nuestra dependencia drásticamente, anticipándonos al previsible colapso energético.

En este sentido, creo que ahora es el momento de tomarnos en serio transformar drásticamente el origen de la energía que consumimos. Si no lo hacemos por conservar el planeta (es posible que a mucha gente, sobre todo del sector energético, esto le dé exactamente igual), hagámoslo al menos para reducir nuestra dependencia exterior. Estratégicamente, no nos interesa nada seguir dependiendo del gas que viene del norte de África, o del petróleo del Golfo Pérsico o América Latina, especialmente cuando podemos incluso llegar a invertir la balanza, siendo exportadores netos de energía (si bien no tenemos petróleo, tenemos mucho sol).

Claro que para conseguir esto tenemos que invertir fuertemente (estratégicamente, diría yo) en el desarrollo de tecnología que permita el aprovechamiento de fuentes de energía alternativa. No podemos esperar que este desarrollo se produzca en países exportadores de petróleo, claro, ni por empresas que están aprovechando el corto plazo energético, es decir, petroleras, etc. Seguro que tienen sus propios planes estratégicos de conversión, para asegurar su supervivencia cuando los combustibles fósiles se agoten, pero también seguro que no los pondrán en marcha antes. No pidamos peras al olmo… Sin embargo, creo que debería haber suficientes “fuerzas inversoras” como para generar el desarrollo necesario… y la primera de ellas, sin duda, el Estado. Aquella famosa frase de “que inventen ellos” tiene aquí y ahora menos validez que nunca… En este sentido acabamos de leer hace unos días la excelente noticia de que se ha decidido continuar con las inversiones en el primer generador de energía por fusión nuclear… aunque queden aún bastantes años para que sea una fuente viable comercialmente, al menos es un paso más.

Podemos imaginarnos que las presiones del “lobby petrolero” (multinacionales, países…) en contra de este desarrollo deben de ser enormes. Supongo que querrán continuar controlando toda la energía mundial como hacen ahora, y, en el momento en que las energías alternativas consigan un desarrollo “comercialmente válido”, desplegarán toda su capacidad de influencia para frenarlo. Tenemos que ser suficientemente inteligentes como para abrirles hueco a los mismos inversores en el nuevo sector energético, y permitirles así seguir forrándose… será la única forma de que no torpedeen este desarrollo y nos permitan evolucionar, evitando así que nos arruinemos aún más de lo que ya estamos.

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
Reciclar sí, pero no así 

¿Nucleares? Sí y no, gracias…
¿Desglobalización?
¿Escapes de crudo? Anda ya…

Categorías:energía, petróleo, política, USA

¿Nucleares? Sí y no, gracias

5 julio, 2010 1 comentario

Parece que en los últimos tiempos (quizá los dos últimos años) se está reabriendo de manera extraoficial el debate sobre la conveniencia o necesidad de la energía nuclear. Un debate que estaba muerto y enterrado a raíz del accidente de Chernobyl, de un petróleo con los precios razonablemente estables y controlados y, por qué no, de unas energías renovables en expansión. Parecía, ciertamente, que ya no necesitábamos a las viejas centrales nucleares que tan buen servicio nos habían prestado en los últimos 30 ó 40 años.

Lo cierto es que, como casi todo en esta vida, la situación no era tan negra como la pintábamos… parece que comienzan a aparecer grises. Y es que, en el fondo, resulta que el precio del petróleo tampoco estaba tan controlado… ni las energías renovables están avanzando al paso que a todos nos gustaría. Y eso por no hablar de que la energía nuclear es razonablemente limpia en cuanto a su producción, generando unos resíduos muy peligrosos, es cierto, pero también controlados y manejables.

Y está claro que sus tres principales riesgos o problemas siguen estando presentes, igual que lo han estado siempre. El riesgo de accidente (fortuito o provocado) nos aterroriza a todos, pero no deja de ser un riesgo que puede gestionarse y mitigarse en gran medida (con los avances tecnológicos que se han ido aplicando a las centrales nucleares, ya es mucho menor que hace 30 años, por supuesto); alternativamente, los problemas generados en el medio ambiente por la contaminación derivada de los combustibles fósiles no es un riesgo sino una certeza.

El segundo gran problema es, creo yo, el más grave… ¿qué demonios podemos hacer con los resíduos altamente radiactivos que produce? Por ahora, hasta donde sé, sólo podemos almacenarlos, con el mayor cuidado posible… pero no parece una solución aceptable si estamos pensando en retomar la energía nuclear de manera masiva. Tenemos que encontrar una forma de destruirlos o deshacernos de ellos de manera definitiva (¿quién no ha pensado nunca en que por qué no los lanzamos al Sol?).

Y la tercera “pega” que podemos ponerle es que, al igual que ocurre con el petróleo, el carbón o el gas, depende del uso de un material, si no escaso, sí limitado (uranio, plutonio…). Y terminará por crear escasez, especulación, dependencias entre estados… y al final, agotándose. La energía nuclear es, desde este punto de vista, un parche al problema de la generación de energía aprovechable… nada que podamos considerar más o menos definitivo.

En mi modesta opinión creo que debemos reabrir este debate con seriedad y con planteamientos a largo plazo. Debemos decidir si somos capaces de resolver o, al menos, reducir los problemas que nos plantea la energía nuclear hasta poder volver a considerarla aceptable… pero también debemos saber que, aún así, sólo se trata de una solución a medio plazo; no nos vale a corto (se tardan varios años en poner en funcionamiento una nueva central nuclear) ni a largo (el combustible terminará por agotarse), por lo que deberíamos seguir considerando muy seriamente, como fuentes principales de energía, las renovables (que sí son una solución a corto, medio y largo plazo).

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
¿Desglobalización?
¿Escapes de crudo? Anda ya…

¿Escapes de crudo? Anda ya…

11 mayo, 2010 2 comentarios

Navegando por Gizmodo hace unos días, encontré un post en el que se mostraba esta foto de la mancha de crudo que está formando una marea negra en las costas de los USA, vista desde arriba. Una foto bien bonita, diría yo… Pues parece que se está montando cierto jaleo con este asunto y, la verdad, no lo entiendo.

Según parece, una empresa que simplemente estaba tratando de hacernos un favor extrayendo petróleo para nuestros coches, nuestras calefacciones, nuestros ordenadores… cometió algún tipo de error involuntario, y ahora hay un montón de petróleo saliendo al mar en algún lugar de los USA. Bueno, no sé por qué nos preocupamos tanto… los USA están lejos, y tienen mucho mar… seguro que aunque se les manche un poco no pasa nada. Además, esa empresa seguro que tenía todos los papeles en regla y estaban explotando un negocio legal; seguro que cumplen todas las medidas de seguridad, reinvierten sus beneficios en plantar árboles en algún sitio, y eso…

Sí, vale, algunos pájaros se mancharán, y saldrán en la tele todos negros, y darán mucha pena. Algunos peces se morirán. Algunas personas tendrán que cambiar temporalmente de trabajo, dejar de vivir de la pesca, del turismo, y dedicarse a vivir de los subsidios del Estado durante algunos años. Bueno, los USA son ricos, pueden permitírselo, ¿no? Ahí está Obama para arreglarlo… además, ellos generaron la crisis que tenemos encima (nuestros banqueros fueron engañados por otros banqueros más listos y aún más avariciosos).

Lo peor de todo será volver otra vez a asistir a esos pueriles debates en la tele sobre si tenemos que seguir extrayendo petróleo o si debemos centrarnos en terminar de desarrollar energías como la solar o la eólica. Todo el mundo sabe que las tecnologías para aprovechar esas dos fuentes de energía son aún bastante ineficientes, lo que hace que la energía sea más cara. Y por ahí si que no pasamos… ¿pagar más por lo mismo? Anda ya…

O, peor aún, los debates sobre si estamos malgastando la energía de la que disponemos. Que si dejamos la luz encendida, que si cogemos demasiado el coche… Anda ya… ¿por qué tengo que ir andando a por el pan el domingo si puedo pagar la gasolina? Si aún costara 5€ el litro, me lo pensaría, pero ¿al precio que está? ¿Que apague la luz? ¿Que cierre el grifo del agua mientras me afeito? Qué coñazo… Nada, nada… la sociedad del confort, lo bueno que tiene, es eso: el confort. Toda esa energía ahí metida, en el enchufe, sólo esperando a que alguien la use…

Qué pereza… otra vez manifestaciones… otra vez esos desgreñados protestando… Sólo por evitar eso, casi, casi merece la pena que no vuelva a producirse ningún vertido nunca más (¿nunca más? ¿de qué me suena eso?). Anda ya…

Ah, qué agonía… Ya está bien, hombre. Déjennos exprimir esta sociedad que tanto nos ha costado construir. Y si dura poco, pues qué se le va a hacer; algún día tendrá que acabarse, eso seguro. ¿No se acabaron también las antiguas grandes civilizaciones? ¿O es que los Incas también usaban mucho el coche? Bah… qué sabrá toda esa gente. Si total, al final, todo se arregla siempre, ¿para qué cambiar nada? Porque esta vez también se va a arreglar, ¿no?

Tanto lío por un poco de petróleo y cuatro peces menos… Anda ya…