Archive

Archive for the ‘ipod’ Category

¿Por qué penaliza Apple a los early adopters?

13 julio, 2010 Deja un comentario

Parece claro que en la estrategia de Apple los easy adopters (personas que adoptan rápidamente tecnologías emergentes) deben de ser consierados algo así como “daños colaterales”.

Ocurre prácticamente con todos los últimos lanzamientos de Apple desde hace unos años, que las primeras generaciones de productos cuentan con una relación calidad – precio muy inferior a las siguientes. Esta situación se dió ya con los primeros ipods, cuya batería duraba muy poco, eran más pesados, no eran compatibles con formatos de audio ya extendidos como el mp3… volvió a pasar con el iphone, cuya primera (y casi también segunda) generación tenía unas capacidades muy limitadas: no tenía SIM, la batería era testimonial, no tenía 3G… yo diría incluso que tenía unas capacidades muy por debajo de otros terminales que se podían encontrar en ese momento en el mercado, y que su éxito se debió casi exclusivamente al marketing, al sw y a la App Store.

Y ha vuelto a ocurrir con el ipad. Es cierto que como producto parece bastante más acabado que cualquiera de los otros dos ejemplos, pero también parece evidente que Apple se ha guardado capacidades hw para ir sacándolas poco a poco y mantener así la atención sobre el chisme. Cámara frontal, más almacenamiento, pantalla retina, usb… Está claro que tenemos campo de mejora sin recurrir a grandes alardes de imaginación ni inventar nada nuevo.

No sé si en los productos anteriores simplemente se trató de lanzamientos de productos inmaduros, para aprovechar un cierto momento del mercado, pero creo que en este caso se trata simplemente de una estrategia… sacamos un producto limitado, con el que aún así estamos años-luz por delante de la competencia y, cuando la distancia se estreche, vamos añadiendo capacidades sin subir el precio (encima todavía nos convencerán de que es una ganga… más por lo mismo). Quien aún no haya comprado el producto, encontrará el momento de hacerlo al ir introduciendo estas mejoras pero, por contra, quien ya lo tenga (especialmente si lo tiene desde hace poco) se sentirá frustrado al ver que ha realizado una inversión que pocos meses después está desactualizada…

Entendemos el argumento de que los early adopters comprarán pronto sea como sea el gadget; les da igual que tenga cámara frontal o no, por ejemplo (bueno, preferirían que la tuviera, pero asumen la carencia). También entendemos que una parte de ellos volverán a comprar el nuevo producto, simplemente por el placer de tener lo último (otros, no). Pero puede ocurrir también que poco a poco la gente vaya descubriendo que no les conviene comprar las primeras generaciones de productos Apple y decidan esperar un poco, por más que les apetezca o les venga bien el cacharro de turno.

Yo ahora estoy en esa situación. Me encantaba el ipod touch, pero no me lo compré hasta hace unos meses, lo que me ha permitido tener el iphone os4 a pleno rendimiento… me encanta el ipad, pero no me lo compraré hasta que vea que se trata de un producto maduro y estable (desde el punto de vista de su evolución), o encuentre una ganga, que los milagros ocurren a veces. Está bien tener lo último pero, al precio que Apple pone sus productos, creo que debemos pensarnos muy bien el momento de adquirirlos.

Si te ha gustado el post, puedes votarlo aquí:

votar

Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live

Relacionado:
5 diferencias entre Apple y Google 

iPod, iPad y otras hierbas

iPod, iPad y otras hierbas

26 abril, 2010 6 comentarios

A pesar de que hace algún tiempo que soy fan de Apple (sobre quien, de cuando en cuando, iré escribiendo algo más), lo cierto es que soy nuevo en el tema iPod. Y cuando digo iPod quiero decir, claro está, iPod Touch… el resto son reproductores MP3.

Desde que soy usuario de mi iPod Touch 32GB, no puedo por menos que decir que estoy encantado… Me encanta su hw, su interfaz de usuario, el multitouch, las aplicaciones… todo salvo la calidad de los auriculares; pero esto tiene fácil solución porque, afortunadamente, con los auriculares Apple ha hecho una excepción en su política habitual y no vienen soldados al iPod. Incluso he visto alguna película en un viaje, y la experiencia, a pesar de lo pequeño de la pantalla, no ha sido mala en absoluto. Sólo echo de menos que disponga de GPS, y ya sería totalmente idóneo para mis necesidades.
Buena es también mi experiencia con la AppStore. Ese invento de Apple (otra de sus revoluciones: la primera tienda de aplicaciones del mundo que funciona comercialmente) que tantas ampollas ha levantado sobre todo por su modelo de negocio cerrado. Me pregunto hasta qué punto precisamente lo cerrada que es no ha resultado ser la clave del éxito: por un módico precio (en muchos casos tan módico que es cero) te puedes descargar aplicaciones que funcionan correctamente y no te cuelgan el iPod; es cierto que hay aplicaciones que no pasan el corte, y no son aceptadas pero ¿es esta política, tan criticada desde ciertos foros, un error? ¿acaso no deciden El Corte Inglés, Carrefour, FNAC o la tienda de la esquina qué cosas quieren vender en sus centros y cuáles no? ¿les critica alguien por seleccionar sus productos en base a los criterios que les dé la gana? ¿sería más acertado vender cualquier cosa, sin tener criterios ni garantías de correcto funcionamiento? ¿queremos que el iPhone OS se convierta en un nuevo WinMobile, con miles de aplicaciones potenciales que nadie usa? ¿por qué otras compañías que han intentado copiar el modelo para otras plataformas no han tenido un éxito ni siquiera cercano (Nokia, alguna operadora)?

Tema distinto es el iPad… reconozco que, aunque al principio de este post me he definido como “fan de Apple”, siempre intento aplicar criterio a todo lo que hago o pienso, y ésta no es una excepción. Sí, yo fui de los que, después de la presentación del iPad (que seguí en directo por la web) terminaron decepcionados. Y, aún después de una larga discusión con mi amigo Gerardo, que es aún más fan de Apple que yo, sigo decepcionado.
No tengo claro si el precio lo merece, si el almacenamiento que nos ofrece es suficiente (recordemos que una peli en HD puede ocupar fácilmente 5 ó 6 GB), si realmente se puede leer un libro de 500 páginas en ese tipo de pantalla, si se puede escribir un mail con ese teclado virtual… No sé si un chisme que cuesta 600 euros se debe permitir no traer ni un triste puerto USB para, por ejemplo, ampliar el almacenamiento; o no traer la batería extraíble; o no poder conectarse con el iPhone para compartir su conexión 3G.
Seguramente todo esto, que en mi ignorancia parecen carencias, sean “features” descartadas por Apple en base a algún criterio sesudo y totalmente justificado… pero a mi me parece que podrían estar dando más por lo mismo… que podrían justificar un poco más ese precio… que podrían hacer que ese invento revolucionario (que estoy seguro de que lo será) con el que nadie sabe todavía muy bien qué hacer (pero lo averiguaremos) y que todavía no tiene competencia (pero que la empezará a tener en breve) fuera aún más revolucionario, más útil, más completo.
Y el caso es que, si lo pensamos bien, el iPad es portátil, pero no lo suficiente para llevarlo en el bolsillo; está conectado, pero algunos más que otros; es ligero, pero no sé si lo suficiente para sostenerlo las dos horas que dura una peli; puedes utilizarlo para leer el correo, pero malamente para escribir correos; sirve para leer libros, pero no durante mucho tiempo; sirve para jugar, pero los controles no ofrecen feedback…
Realmente tendremos que encontrarle el sitio. Y no deja de ser una nueva experiencia para nosotros como consumidores el hecho de tener en frente un producto que nos encantaría tener, pero para el que tenemos que molestarnos en encontrar una justificación, una excusa, un “nicho de uso”. No conozco ningún otro caso similar, al menos en el mundo de la tecnología, donde, en general, la demanda suele ir por delante de la oferta (la gente ya escuchaba música portátil antes de tener el iPod, ya tenía portátiles antes de que aparecieran los ultraportátiles, y consideraba voluminosas las teles de tubo antes de que aparecieran las pantallas planas).

Habrá que acostumbrarse, porque estamos hablando de innovación de verdad. Estamos hablando de Apple y éste es su juego… ¿juegas o no?